/** * @package _tk */ ?>

La economía australiana sigue fuerte pese al estancamiento de los recursos

Australian Economy Going Strong Even After Resources Dry Up

En caso de que los inversores estuvieran preocupados por la economía australiana y su lucha por reponerse después de que el boom de recursos se estancara en el año 2015, son muchas las pruebas que despejan cualquier miedo. La inversión de 50 mil millones de dólares prevista para final del año según un cuarto informe trimestral publicado en diciembre deja claro que los inversores globales están apoyando de manera constante a esta vibrante economía.

Planificando una estructura económica sólida

Sin duda, el sector de los recursos recibió un golpe cuando terminó el principal flujo, pero el gobierno australiano estaba listo y preparado para combatir los efectos negativos que la inevitable sequía podría causar. Todo se puso en marcha para ayudar a Australia a estabilizar su economía, pese al posible colapso. Acciones como la depreciación del dólar australiano, la bajada de las tasas de interés y el fomento de las inversiones extranjeras han mantenido la economía fuerte.

Las fusiones y las adquisiciones mantienen el tanque lleno

Es obvio que Australia no tiene margen para la flexibilidad en este momento, de modo que tendrá que ceder para que la economía se mantenga sólida. Las inversiones de las partes interesadas tanto de forma directa como global fluyen de manera constante. La razón que se esconde tras el continuo interés es un flujo de fusiones y adquisiciones que surgen en todo el país. Herbert Smith Freehills, una firma legal en Australia, marcó un valor sin precedentes a partir de sus acuerdos con M&A, de hasta el 75,9 mil millones de dólares, por encima de los 23,2 mil millones de 2014.

El dinero se distribuye de forma bastante uniforme en todos los ámbitos: 22,3 mil millones destinados a préstamos entre compañías, 12,9 mil millones como nuevo capital, y los restantes 15 mil millones para utilidades retenidas. 50 mil millones en sí es un número cómodo con el que trabajar para los analistas, pero es aún más impresionante si se compara con el resto de las tendencias económicas mundiales. Si se echa un vistazo a Estados Unidos, Inglaterra y China, la mayoría de las economías mundiales están volviendo a marcar sus inversiones, pero Australia sigue cosechando buenas ganancias. Los analistas proyectan un mayor crecimiento y desarrollo en el futuro.