/** * @package _tk */ ?>

¿Podría la biotecnología cambiar el futuro de la provisión de alimentos en la India?

Could Biotech Change the Future of Indian Food Supplies

La agricultura india podría dar un significativo paso hacia delante en el sector al introducir innovaciones en la industria con cultivos transgénicos. Monsanto se ha unido a Mahyco para mejorar la producción agrícola en la India, lo que podría resolver la generalizada escasez de alimentos del país y aliviar la cepa de la pobreza en la población local.

Los OGM, probados y testados

No es la primera vez que la India utiliza la tecnología de los OGM (organismos genéticamente modificados o transgénicos). De hecho, el 97% de la producción de algodón de la India proviene de cultivos modificados genéticamente, un hecho que convierte al país en uno de los principales productores del mundo. Sus plantas de algodón son más resistentes que otras porque sus genes están fabricados para luchar contra la infestación.

Posturas en contra

Sin embargo, a pesar de las pruebas y de las opiniones, la producción biotecnológica aún no se fabrica en serie. Tras diez largos años de investigación y desarrollo, el visionario equipo sigue sin tener la aprobación del gobierno. Entre los factores que contribuyen a las dudas del gobierno se incluyen la manifiesta oposición de los grupos ecologistas, el escepticismo local y el ritmo lento que caracteriza a la burocracia. Son muchos los obstáculos que se interponen en el camino de los modernos desarrollos que podrían revolucionar la forma en que la población india afronta su crisis alimentaria.

Normas y reglamentos

Aún más empresas establecidas son sometidas a un mayor escrutinio, además de a normas burocráticas, como la subida de los precios de la industria de la genética de semillas en general. Tal controversia está ejerciendo una presión latente en las empresas de biotecnología, e incluso se rumorea que Monsanto abandonará la industria de cultivos transgénicos de la India por este motivo.

Las declaraciones del director del área de tecnología de la empresa, Robert Fraley, pusieron voz a estos temores, así como a la decepción de la empresa ante tales trivialidades. “Ver cómo se obstaculiza políticamente a un país que tiene la capacidad potencial e intelectual para ser líder en estos avances biotecnológicos es una tragedia”.