/** * @package _tk */ ?>

Los economistas de Malasia ven más allá

Malaysian Economists Looking at the Big Picture

La economía malasia es una de las muchas economías que recibió un impacto profundo como consecuencia de la mala situación económica contra la que China lleva luchando algún tiempo. El PIB de Malasia se redujo en un punto en 2015. Un primer vistazo a los números es un poco más alentador, ya que los informes demuestran una etapa de crecimiento económico del 5%. Sin embargo, la imagen global muestra que esta cifra fue inferior al incremento del 6% que Malasia tuvo en el año anterior, de ahí la caída del PIB.

Las proyecciones a largo plazo son esperanzadoras

En un intento por aportar algo de positividad a la situación, el gobierno está estudiando una proyección a más largo plazo que las estimaciones del año 2016. El Ministro de Comercio Internacional e Industria emitió un comunicado confirmando una proyección estimada de entre el 4% y el 4,5%. Todavía hay esperanza de que los resultados a largo plazo muestren un aumento más cercano a las cifras originales, como el 5% o el 6%, según Mustapa Mohamad.

La agricultura cae, los servicios suben

La economía malasia está experimentando algunos cambios de infraestructura que sin duda han afectado a la situación económica general en el año 2016. La infraestructura está pasando de la agricultura a las industrias de fabricación y servicios, de modo que los mercados necesitan un período de gracia para que la transición se lleve a cabo y la economía se estabilice. Mientras tanto, la demanda interna se erigirá en fuerza impulsora tras de la temperatura económica del año 2016. El gasto del sector privado determinará en qué dirección soplará el viento en el próximo año.

Si echamos la vista atrás 45 años para analizar la fuerza económica de cada uno de los sectores, observamos que ya en 1970 la agricultura era una fuerza impulsora que representaba el 33,6% del PIB global. No obstante, hoy en día la agricultura se sitúa en solo un 6,9%. Por otro lado, la fabricación aumentó del 12,8% al 24,8% en ese mismo período de tiempo, y se espera que los números sigan creciendo al mismo ritmo. Los servicios constituyen la mejor parte de las contribuciones del PIB, pues representan el 55,4% del total del PIB en Malasia.